3.- El proyecto

dsc01228baja1

Luego de permanecer con el revoltijo de piezas por un tiempo, tratando de repararlo, aceitando, y sobre todo entendiendo, me pareció que el milagro, estaba en el funcionamiento de lo mínimo, casi precario. Ahora el funcionamiento de una maquina de madera, creo apunta a otra dirección, es una seducción casi futurista, pero en este caso por una tecnología medioevica, lo complejo de la mecánica relativamente básica pero por el material se torna endiablada, de maquinaria sorprendente y de cada pieza pensada también para el hecho visual. El esplendor de las ruedas engranando unas a otras, con distintas velocidades, el vaivén del escape, la constante de la transparencia, de engranajes, chasis y punteros o manecillas caladas para que en todo momento exista una suerte de perspectiva de profundidad, para que el mirar a través no solo sea desde el frente de esta máquina de mecánica retro, como sacada de algún códice de Leonardo. Los espesores expandidos para que la maquinaria se despliegue a la mirada lateral donde el suceso del movimiento deja ver los secretos de estas entrañas de madera y metal.

~ por Pedro Alvarado Montoya en febrero 21, 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: